Opinión

Los Restos del Holocausto

-Por Eduardo Carreón Muñoz *

“Llegará el Día en que termine esta horrible guerra y volveremos a ser personas como las demás y no solamente judíos”

-Ana Frank

Los datos oficiales decía que cerca de 6 millones de personas habían sido asesinadas, pero la realidad es que la cifra puede alcanzar hasta los 20 millones.

“Holocausto” es una palabra de origen griego que significa “Sacrificio por Fuego”. Los Nazis, que llegaron al poder en Alemania en Enero de 1933 creían que los Alemanes eran una raza superior y que los judíos considerados “inferiores” eran una amenaza extrajera para la llamada comunidad racial alemana.

La Solución Final, acabar con ellos. Para 1945 habían muerto dos de cada tres judíos, así como gitanos, testigos de Jehová, polacos, rusos y los homosexuales.

El Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático, burocráticamente autorizado y auspiciado por el Estado.

Había mucho más que siete mil campos de concentración, y los había incluso de tan sólo 12 prisioneros. Grandes, medianos y pequeños campos de concentración que formaban una telaraña de 42 mil centros de muerte repartidos en toda Europa.

30 mil campos de trabajo forzado, mil 150 guetos, 980 campos de concentración, mil centros de detención de prisioneros de guerra, 500 burdeles con esclavas sexuales, miles de lugares donde se aplicaba la eutanasia a personas dementes y ancianos, además de la realización de abortos forzados y los cientos y miles de experimentos que doctores practicaban con los esclavos.

Un 27 de Enero pero de 1945, el ejército soviético liberó Auschwitz. Campo de concentración donde exterminaron 1.3 millones de personas: 1 millón de Judíos, 150 mil polacos, 23 mil gitanos soviéticos junto con miles de católicos, homosexuales, etc.

El 27 de Enero es el Día Mundial en Memoria de las Víctimas y 73 aniversario del la liberación de Auschwitz; es tiempo de recordar y honrar a todas y cada una de las más de 15 millones de personas que murieron en manos de la barbarie Nazi y a los millones que sufrieron y sufren, aún hoy en día, sus consecuencias.

No bastan estas letras cuando se trata de hablar del Holocausto y sus millones de víctimas. Aunque se leyesen todos los libros escritos en torno a ello, o se vean las películas o documentales, no se encontraría UNA, una sola respuesta al porqué o explicación válida. NUNCA.

Honremos la memoria de estos millones de víctimas, olvidar y callar frente al que niega es volverlos a matar.

Escribe Martín Sarthou que bien vale recordar que el genocidio del pueblo judío no comenzó con campos de concentración, sino con su demonización, discriminación legalizada, y manipulación en los medios hasta terminar en su exterminio y que no recordarlo es hoy el mayor de los peligros que podemos cometer como sociedad.

Otto Frank lo dijo: “No podemos cambiar lo que ha sucedido. Lo Único que podemos hacer es aprender del pasado y darnos cuenta de lo que representa y significa la discriminación y persecución de personas inocentes. Es responsabilidad de todos luchar contra los prejuicios”

Sin duda la más grande violación de los derechos humanos nunca antes registrada en nuestra historia y con la más absurda de las excusas. “Raza Pura”

La memoria y la educación son las armas más poderosas en estos momentos tan difíciles para la humanidad. Han sido 73 años desde la liberación del mayor campo de concentración de exterminio Humano, y valdría la pena preguntarnos… ¿Que aprendimos?

Seguimos caminando en una senda de violación, de prostitución emocional, nos ha tocado a muchos vivir en la transición de Dos siglos, nos han tocado los cambios y avances tecnológicos, sociales, científicos y de poder. La discriminación sigue en aumento, la violencia se ha convertido en un tema generalizado de manera global; el Holocausto es un tema tan poderosamente impactante e increíble… pero sin duda… muy lejano para nuestra historia como mexicanos.

Hemos tenido miedo de decirle a nuestras generaciones de lo grandes que somos para destruir; y vemos películas documentadas y solo quedan como emotivos cortes fílmicos muy lejanos a nuestra realidad.

La Narcocultura está de moda, y la Cultura de Paz en una lucha por llamar nuestra atención.

“El que odia, odia a todos. El que mata, mata más que a sus víctimas” frase acertada de Elie Wiesel.

¿Que estamos matando? ¿Cuántos millones sIguen muriendo en nuestro olvido e indiferencia?

Oscar Wilde decía que matar a una persona por defender un ideal, no es defender un ideal, es matar a una persona.

Nadie merece la muerte en manos de nadie. No debemos olvidar cómo sociedad nuestro grado de destrucción porque a partir de ahí podemos generar la reconstrucción de nuestras familias, nuestros amores, nuestros vacíos y nuestras ansias.

No podemos seguir caminando como una sociedad que juzga o señala, como ejemplo los miles de homosexuales que fueron exterminados por el Nazismo, su memoria es la lucha de nuestros días para que la barbarie no se repita. Sin embargo, hoy en día en lugares como Chechenia siguen matando por amar y sentir diferente.

No olvidemos, por favor no olvidemos a las mujeres que por ser mujeres eran violadas y usadas sexualmente para complacencia como escuálidas escorias. No Olvidemos.

No olvidemos que las palabras tienen consecuencias y que debemos luchar juntos contra el odio, el racismo, la discriminación y la xenofobia.

Somos una generación que es capaz de cambiar el rumbo de la humanidad y con la misma capacidad de acabar con ella. Es tiempo de hacerlo bien. ¿Qué más debemos ver o vivir para entender que nuestra causa no es la destrucción?

No podemos permitir que la historia siga repitiéndose. No más.

Quiero parafrasear a Ana Frank preguntando “¿Cuando llegará el día en que acabe esta estúpida guerra de poder y seamos sólo humanos, solo hermanos”

Que Viva la Vida.

Gracias Padre.

#HolocaustMemorialDay

*Eduardo Carreón, Rector de la Universidad Politécnica de Huatusco; Embajador por la Educación, Cultura y la Paz, Director Internacional ORCODEE México. Escritor y Conferencista

También te puede interesar

Comparte este articulo!

Deja que tus amigos conozcan este articulo!
close-link