Locales Noticias

Chef Huatusqueño destaca a nivel nacional

El mundo del chocolate es muy amplio y muy alejado de la mayoría de los productos comerciales. El chef veracruzano Rodrigo Beltrán Ortíz, reconocido tanto por sus logros en México como en España, nos habla de cómo llegó a dominar este delicado producto y cómo puede utilizarse más allá del mundo dulce.

La chocolatería era la materia que más odiaba Rodrigo Beltrán cuando estudió su carrera en la Universidad Euro Hispanoamericana en Xalapa, explica que al ser materia viva, el chocolate tiene que trabajarse con mucha paciencia para obtener el color, brillo, estructura y calidad adecuada.

“Es muy difícil de trabajar; si hace mucho calor, si hace mucho frío, casi que porque lo ves feo, se raya. Como estaba más centrado en cocina caliente, para mí era todo rápido y con el chocolate tienes que tener paciencia, se tiene que enfriar a su ritmo, todo eso a mí me desesperaba”, recordó Beltrán.

A pesar del nivel de dificultad, Beltrán siguió esforzándose para hacer de sus debilidades, fortalezas, en este camino ingresó a las filas de Paulina Abascal, reconocida chef repostera que ha trabajado para personajes como Carlos Slim y el Papa Benenedicto XVI. Ahí logró por fin dominar el Oro Azteca.

La experiencia con Abascal llevó al veracruzano a ser reconocido por sus compañeros quienes lo recomendaron para participar en el Master Chocolate 2017 de la Escola de Pastisseria en Barcelona, un curso avanzado enfocado en la transformación del cacao.

El chef comentó que la chocolatería no tiene el camino fácil en gran parte de México, ya que los consumidores están acostumbrados a los precios y sabores comerciales.

“México se ha acostumbrado a un chocolate sucedáneo, no es un chocolate puro, tienen una mínima cantidad de chocolate, son grasas pintadas o saborizadas con chocolate, por eso el precio es muy barato. El precio de un buen chocolate es de 200 o 300 pesos por kilo, varía dependiendo de la marca, pero no es de 30 pesos como las chispitas que venden, eso no es chocolate”.

El chocolate, de acuerdo con Beltrán Ortiz, suele ser menospreciado y encasillado como postre, sin embargo sus características pueden enriquecer cualquier platillo.

“Quiero romper el tabú de que el chocolate solo está para el mundo dulce, también está para el mundo salado, lo tenemos en el mole por ejemplo”.

Rodrigo descubrió su pasión por la gastronomía a los seis años, cuando cocinó para su abuelo siguiendo sus instrucciones.

El chef se prepara para ofrecer un curso en Saltillo en enero y actualmente se encuentra por estrenar su programa La Cocina de TRC en la plataforma TRC Play y su página de recetas la puedes consultar aquí .

Con Información de Vanguardia MX

También te puede interesar

Comparte este articulo!

Deja que tus amigos conozcan este articulo!
close-link