Por Roberto López.

El día de hoy Sábado 19 de Octubre del 2019, asistí a la asamblea distrital del partido morena, la cuál tenía el objetivo de elegir a sus delegados distritales en un proceso de renovación de su dirigencia estatal y nacional.

Desde muy temprano comenzaron a llegar autobuses desde todo el distrito 13, repletos de “militantes”. El registro comenzó desde las 8 de la mañana y las filas de “militantes” de todas las edades ya ocupaban más de una cuadra esperando ansiosos entrar y emitir su voto para elegir a su delegado favorito o al delegado por el que le dijeron tenían que votar, pasaron 1,2, 3 hasta 8 horas para pasar menos de la mitad de los asistentes que si no me falla mi calculo, eran cerca de 3 mil personas.

La clara mala organización del evento y el acarreo de gente financiado por parte de algunos personajes del partido, hicieron imposible un ambiente de tranquilidad y que la asamblea se llevará a cabo como estuvo previsto.

Gente que no sabía a qué venía, personas no afiliadas, militantes pagados para apoyar a propuestas específicas, enturbiaron el proceso de selección de delegados.

Ya molestos y pensando que ya se llevaría a cabo la asamblea los “militantes” se dispusieron a proponer a sus “candidatos” a delegados, mientras en la puerta no dejaba de escucharse gritos y empujones de más personas que querían entrar a la fuerza y que no lo hicieron por no cumplir con los requisitos.

Un grupo de personas logró entrar a la fuerza y fue el motivo para suspender la asamblea, ante la frustración de los “candidatos” que preparaban su mejor discurso para ser elegidos como delegados.

Al mero estilo del PRI se pudo ver un claro acarreo de personas, mucho dinero se invirtió y mucho dinero se perdió, no me imagino la frustración de toda esa gente que desde lo más lejano del distrito perdieron su día completo, por lo menos seguramente su torta de jamón o sus $100 pesos si tuvieron cientos de “militantes”.

La clara ambición de varios personajes del partido han convertido, en el distrito, al que se llamó el “partido de la esperanza”, en un refrito del viejo partido al cuál tanto han criticado.

En conclusión, hoy no asistí a una asamblea de morena, hoy asistí a un evento del PRI.

También te puede interesar

Comparte este articulo!

Deja que tus amigos conozcan este articulo!
close-link